Saltar la navegación

Así se construían

Quizás estéis pensando que construir una calzada es simplemente allanar el terreno y colocar grandes losas de piedra; algo así como llamar al albañil para que nos cambie las baldosas de nuestras casas, pero si fuera así... ¿creéis que hoy seguirían existiendo? Estamos acostumbrados a que, en la actualidad, todo se rompe o tiene una vida útil muy corta. Sin embargo, los romanos no pensaban así y construían sus calzadas para que perdurasen en el tiempo.

Construcción de una calzadaEMTICConstrucción de una calzada romana (CC BY-SA)

Para comprender el proceso constructivo de estas vías de comunicación observad con atención la ilustración superior.

Reflexiona

¿Sabéis cómo llamaban los antiguos griegos a los romanos? Constructores de cloacas, calzadas y puentes. Esto nos sugiere que los romanos, más que la belleza, buscaban la eficacia y la durabilidad en el tiempo. Los romanos eran más ingenieros que arquitectos.

Calzada romana
Antonio Campoy. Calzada romana (CC BY-SA)

Es curioso que, al hablar de calzadas, éstas fueran construidas con forma abombada, es decir, más altas en el centro que en los extremos. ¿Pensáis que no midieron bien la nivelación del terreno? ¿Es fruto de un error en su construcción? ¿Un capricho, quizás?

Investiga y elabora

La imagen superior es una ilustración donde aparece el sistema constructivo de una antigua calzada. En ella, podéis ver una serie de números que se corresponden con diferentes capas que iban dando solidez a la calzada, cada una con un material diferente, y otros elementos que las acompañaban. Esta segunda tarea consiste en investigar y explicar con vuestras palabras este proceso, tomando como guía esos números de la imagen.

Se valorará positivamente el uso de los términos latinos que se corresponden con cada capa, pero también una pequeña descripción sobre el tipo de material utilizado. El número 2 aparece sobre un elemento que no tiene nada que ver con las capas pero que es importante cuando se habla de las vías de comunicación en la antigua Roma. Debéis descubrir cómo se llamaba ese elemento y para qué servía. Además, reflexionad y responded brevemente sobre el porqué se construían con forma abombada.

Para evaluar este informe se utilizará la siguiente rúbrica de evaluación. Tened en cuenta sus puntos para conseguir una mejor nota.

Como ya aprendimos en la tarea anterior, deberéis repartir el trabajo y que el secretario cree un nuevo documento Google en Drive, con su título correspondiente y redacte la tarea que se os pide. Una vez acabada lo compartirá con vuestro profesor para que sea corregido y tenido en cuenta para la evaluación.